lunes, 5 de abril de 2010

Yogurth

Escribir sin pensar, eso fue lo que entendí. Pero cómo se escribe sin pensar? es casi como hablar sin pensar, lo que no es tan difícil tampoco, pero no se me ocurre nada. Me angustia esta sensación de falta de espectativas, de no saber lo que viene, de que no se me ocurra nada inteligente ni nada novedoso ni nada sexualmente atractivo. Me da vueltas lo que hablamos por la mañana, la felicidad que dura lo que dura un orgasmo y siempre me quedo con esa sensación de algo inconcluso, como si quisiera decirle tantas cosas pero fuera inutil. Y la ensalada de yogurth natural con mango tiene un sabor raro, no malo, pero inesperado. Me pregunto como sabria de esparcirla sobre su abdomen y comérmela a langüetazos. Dulce y agrio, pero rico. No me gusta el yogurth, pero el yogurth yogurth, no el yogurth que él podria interpretar como otra cosa. Sacrificio. Hambre. Me habría gustado ver esa película y los cerdos durmiendo con los niños y los niños engordados como cerdos. O se llamaba engorde? La película nunca es mejor que el libro. Le falta alma, aunque sea de papel. Anoche ví tres arañas. Malditas. Si tuviera el poder de jugar a ser Dios las aplastaría con mi zapato, pero ellas son más fuertes y más hábiles que yo, cerebros minúsculo y venenosos , asquerosas. Las odio con todo mi ser. Me preocupa que viva deprimido. Seguro es el litio y no los neurotransmisores. Le pondría los neurotransmisores, que palabra mas dificil de escribir sin pensar, en su lugar. No es buena idea ponerle nueces al yogurth natural, sabe amargo y raro, pero quizas sea como con él, a veces dulce, a veces amargo, deprimido la mayoría del tiempo. No se da cuenta de que todo lo que le digo se lo digo en serio. No sé que pensará la verdad. Que es una broma. Que no se lo que quiero. No sabe lo que me cuesta decirle cada palabra, confesarle cada desliz. Es como si le fuera infiel a el. Es estupido, lo se, pero me avergüenza que sepa mis faltas a pesar de su amplio vocabulario pornografico. A veces hago la analogia de que el se ha prostituido pero sigue siendo virgen. Si yo le enseñara... La distancia. Hay una sombra que me imagino que me visita, oigo sus pasos y veo su contorno, pero se que noe xiste. Me gustaria cantar bonito y tener chasquilla. Quizas entonces me sentiria talentosa. Listo. Se acabaron los pensamientos. Me quede pensando si era lengüetazo en vez de langüetazo pero supongo que dependera de la talla del zapato y del porte de las manos. Ahora a seguir sinsentideando la vida. Me queda la mitad del yogurth, no se si pueda comérmelo, nunca me han gustado los pelos en la boca.

4 comentarios:

Tito Manfred dijo...

escribir sin pensar, eso fue lo que entendiste y así es como debía ser. y el resultado es más que positivo. es un texto logrado en muchos niveles, que triunfa en varios aspectos.
en primer lugar, por su honestidad en lo que dice y en cómo lo dice (se nota que no hubo ni edición ni corrección). en segundo lugar, porque da cuenta de un universo creativo expansivo y en expansión, que relaciona los múltiples referentes (gastronomía, corporalidad, sexo, pop, trastornos de la mente, etc.) que nutren el relato. y en tercer lugar, por la musicalidad alcanzada con la elección y ordenamiento de las palabras y el muy buen ritmo con que se desarrolla la narración. por último, por la excelente frase de cierre: "Me queda la mitad del yogurth, no se si pueda comérmelo, nunca me han gustado los pelos en la boca".
finalmente, la única observación negativa que haría sobre el texto es la irregularidad del mismo, la alternancia entre fragmentos notables y fragmentos más pobres. pero ése es un riesgo propio del fluir de la conciencia.
muy bueno su trabajo, Maca :)

Kate dijo...

Ya te había dicho que me había gustado mucho este relato, aunque no entendí muy bien a qué se refería... y a pesar del pelo... ¡me antojé de yogurth! ¡ahorita voy por uno!

Saludos ^^

.M.a.c.o. dijo...

No sé si tendremos gustos parecidos Maca, pero em pareció súper realista... me refiero a que es lo mismoq ue yo habría pensado del yogurth con nueces,de la palabra difícil de escribir, y de tener características que, a los sentidos, me hagan parecer talentosa.

Qué bueno!

Blue dijo...

lo senti algo desaticulado en el ritmo, pero tiene pesajes muy buenos, reveladores de verdades como "la felicidad que dura lo que dura un orgasmo"y pedazos de la vida real sencilla como comer yogurt con pelos o como parte del ejercicio que hacen reir "Listo. Se acabaron los pensamientos"... mucho humor, me gusto!!
H&K
Blue