viernes, 16 de abril de 2010

Playing with fire.

Soy una mujer complicada, del mañana...siempre dejo muchas cosas para mañana en lugar de hacerlas al instante. Me gusta atrapar a esa hadita odiosa llamada Inspirancia que ya no gusta tanto de sentarse en mi hombro a canturrear mientras yo me dedico a dibujar, a estudiar o a escribir, ya no viene. La llamo y la llamo y no aparece, es una jodida perra. ¿Por qué me complico la vida? Tal vez porque no estoy hecha para una existencia llana. A veces me interno entre sombras, corro, giro y me caigo, alguna veces. Otraz grácilmente brinco los obstáculos o sólo los tiro. ¿Necedad?
Como cuando voy de juerga y aunque se que el cigarro me provoca dolor horrible de cabeza y resaca me fumo media cajetilla en cadena. O se que no debería beber tanto y me tomo muchos litros de cerveza...o como en este caso, me pongo a jugar con fuego al pararle bola a un pendejo que amé mucho en su momento y que también me hizo sufrir demasiado hasta no hace mucho. Ajá. Despues de ya prácticamente un par de años de pelear constantemente, de ser amigos dos días y mandarnos al coño 3 meses, de soportar sus bajezas de como se pasea con una lagartija precolombina en mi cara...dije...a la pito, voy a ser tan cínica, polígama y puta como me plazca y como lo fuí hace unos años, donde sólo me concierne una persona: YO. Tal vez no elegí a la persona más adecuada para reanudar mi perrez: mi ex-porkchop. Es un test a mí misma. Sé Perra, sé Perra es la consigna. Usarlo. Así como debe ser. Un juguete, de muchos, en una caja. Así que cero que te influya...supongo que se siente un dios y ni imagina que pensaba en una chica mientras me hacía sexo oral en el estacionamiento de la zona federal aduanera. Cuando leo Como Agua Para Chocolate casi nunca soporto las ganas de seguir leyendolo y lo devoro hasta que lloro con Tita. Y sueño con Pedro. Me puse a cantar pontos de umbanda mientras curaba al gato y lloré mucho sobre el porque no quería que muriera y todo lo de los últimos malos días salió ahí. Me sentí Tita, haciendo riachuelos salinos. Pero no, sólo fueron algunos charcos. Hoy amanecí menos desecha y me fuí por la mañana fría canturreando a New Order. Me salvas música, te amo.

7 comentarios:

Tito Manfred dijo...

tiene cosas rescatables este relato (como, por ejemplo, los neologismos, las referencias pop y el tono desfachatado y corrosivo), sin embargo, creo que en el saldo final el resultado no es satisfactorio por completo. principalmente, porque si bien respeta el modelo de macroestructura que caracteriza al fluir de conciencia o al monólogo interior, las microestructuras (sintagmas, frases, oraciones) saben a excesiva racionalización (por ejemplo, en las dos preguntas que la protagonista se hace a sí misma) y poco desborde o exceso lingüístico/imaginativo.
sin lugar a dudas, el fragmento más logrado es el del encuentro sexual en el establecimiento. veo un asomo de verdad y originalidad ahí, y ése es un buen punto de partida.
bienvenida, G-F Bitch.

M dijo...

También me parece un poco más "pensado", pero sin duda es muy interesante :)

Bienvenida!

Liv dijo...

Hola Mily,
Que gusto leerte por acá.
Me encantó tu escrito, yo sé que no escribiste sobre un personaje, sino sobre ti misma... y eso de la largatija precolombina, estuvo genial.

Saludos!

.M.a.c.o. dijo...

A mi me encantó que incluyeras a Tita y a Pedro.

Nina Giordano dijo...

Bienvenida Milly! =)

Grape-Flavored Bitch dijo...

Gracias, gracias!!! Tal vez no parezca la gran mayoria es espontaneo, lo que pasa es que escribi mucho y tuve que recortar.

Gracias de nuevo por la bienvenida, es bueno estar aca. =D

Blue dijo...

fuerte, desenfadado total, aunque de un ritmo algo esquizo,,, bueno, los monologos interiores pueden serlo, demas! con imagenes como la iguana, palabras inventadas? "Inspirancia"; creo que como texto es entretenido de leer, pero no se si alcanza el objetivo, el que siento que es un poco mas desdibujado, sin los contornos tan nitidos, no se...; como texto me gusto.
te dejo un abrazo.
Blue