domingo, 21 de febrero de 2010

Så flink du er til å snakke norsk!

-Så flink du er til å snake norsk! (Que bien que hablas noruego) Dice la matrona en la sala de parto.

-Takk, jeg har vært på kurs og snakker mye på job, det er kanskje derfor (Gracias, he estado en curso de Noruego y hablo mucho en el trabajo, es quiza por eso) Dice Yiyo, mientras sonrie cordialmente entre contracciones.

Esta se a convertido en su reaccion automatica cada vez que alguien a quien conoze por primera vez y a veces alguien ya conocido decide hacer el comentario. Pasa tan a menudo que Yiyo tiene que cuidarse de dejar que la persona termine de hablar antes de que su respuesta le salga automaticamente. Al principio se sentia un poco alagada y medio apenada, pero despues de tres anos de lo mismo, la frase paso de alago a casi ofensa. Cada vez que esto pasa se pregunta a si misma cuando sera el dia que van a parar de decirme lo mismo. ¿Sera que lo dicen por que les parece extraño mi acento y por que no me entienden nada? ¿Llegara el dia en el que pueda tener una conversacion normal en Noruego, menos el cometario? Ella sabe que la gente lo dice con buenas intenciones, pero a ella le parece que quiza esto es una señal de que su Noruego no ha mejorado mucho desde que llego a este pais.

Y es que Yiyo nunca se imagino que estaria hablando noruego sin o con comentario. Fue en su antepenultimo semestre de primavera del 2004 en el que su amiga Nora la convencio de que se fuese con ella a estudiar el siguiente semestre en Paris.
Yiyo todavia recuerda las palabras de Nora como si hubiese sido tan solo ayer:

“Por Fa, ven conmigo. Sera muy divertido. Ademas tu ya no te tienes que preocupar de buscar trabajo el proximo semestre, ya tienes la oferta en mano para trabajar en nueva york el proximo ano. Tomalo como un regalo de ti a ti por haber conseguido ese trabajo, sera un…un…un adelanto. Pides un prestamo estudiantil y lo pagas poco a poco cuando empiezes a trabajar. Imaginate, !Paris! ”

Tres meses despues, endeudada pero feliz, yiyo estaba en un avion rumbo a Paris. Todo salio mejor de lo que se lo imaginaba. El programa de estudio incluia visitas a museos y varios paseos a areas de interes cerca de Paris. Las clases para las cuales tenian que estar presentes eran de Lunes a Miercoles y el resto eran por internet, lo que en otras palabras, queria decir fines de semana de cuatro dias. Para Yiyo, era como un sueno hecho realidad. Podia pintar, escribir, pasear, salir a rumbear, descansar, en fin vacaciones mientras recibia creditos universitarios. Y aunque cada dos o tres semanas tenian que estudiar, despues de haber aguantado el curriculo de ingenieria con sus equaciones diferenciales y calculos por cuatro anos, aquellas seciones de estudio eran pan comido.

Una de las tantas noches de faena, conocio al vikingo. Ella, Nora y unos cuantos de sus companeros de clase estaban en Barrio Latino. Al final de la noche con unas cuantas copas encima Yiyo lo vio por primera vez. – !Que tipaso! penso, mientras bajaba las escaleras sin quitarle la mirada. Aquel hombre la miraba tambien. Era como si el resto del mundo se hubiese desaparecido y solo estuviera los dos, alli, en la noche parisiana, mirandose entre las masas de jovenes medio embriagados que salian buscando a donde terminar la noche. Fueron cinco segundos en los que, despues de 22 anos de no serlo, Yiyo se convirtio en una firme creyente del “amor a primera vista.”

Fue imposible ignorar todas las coincidencias. Coincidencia quiza que hubieran estado en el mismo sitio, el mismo dia, y que se hubieran visto. Pero esto era mas que coincidencia, era destinado a ser. El vivia en Bruselas y estaba alli solo por el fin de semana visitando unos amigos. ¿Que tal que hubieran decidido hacer la visita otro dia? Cuando se perdieron de vista a la salida del local se volvieron a encontrar comiendo kebab en el mismo sitio al mismo momento ¿Que tal que no hubieran tenido hambre, o que hubieran decidido ir a otro lugar? (especialmete considerando que hay cantidad de sitios de kebab en esa area de Paris) El era noruego y habia estado en Colombia, pais natal de yiyo ¿Que tantos noruegos han visitado Colombia? (no muchos, considerando que tiene fama de peligroso en los ojos de los noruegos) El tenia planeado ir de vacaciones a Miami para Navidad. Yiyo volvia a casa, cerca de Miami, para Navidad.

Desde esa noche pasaron todos lo fines de semana juntos hasta el retorno de Yiyo a Miami. Al dia siguiente de Yiyo volver a casa, se encontraron otra vez, en Miami. Yiyo actuo como guia turistica para el vikingo y su amigo. Fueron a la playa, de compras, de rumba. Todo tiempo estuvieron juntos. Navidad la celebraron con ella y su familia. El vikingo se llevo bien con todos durante la celebracion y la pasaron fenomenal. En ese momento, yiyo supo que el viaje a paris, definitivamente le iba a cambiar la vida.

Todo se dio tan natural, tan facil. El vikingo volvio a Bruselas pero siguieron en contacto. Se visitaban cada vez que podian y la llama entre los dos se mantenia pese a la distancia. Yiyo se graduo, el vikingo le propuso matrimonio y solo seis meses despues de haberlo visto en las escaleras de Barrio Latino, se caso con el y se mudaron juntos a Nueva York.

Y eso hace cuatro años. Cuatro años llenos de viajes, de distancias, de mudanzas, de luchas con oficinas de imigracion, de choques culturales pero mas importante cuatros anos llenos de alegria, de sonrisas y de amor.

- Jeg ser hodet! (Veo la cabeza) En til…En til…puste…(Una vez mas, Una vez mas, respira) – de un momento a otro, Yiyo lo ve, no lo puede creer, es madre. – Gratulere Yiyo, det er en nydelig Gutt. Mitt skift er over men snart kommer jordmoren som tar over (Felicitaciones Yiyo, es un niño precioso. Mi dia de trabajo se ha terminado, pero pronto viene otra matrona que sigue de turno) – La matrona le sonrie con ternura, le pasa al nino a sus brazos y se marcha de la habitacion.

Yiyo y el Vikingo miran y miran al pequeno. Todavia parece mentiras. Son padres y saben que de ahora en adelante todo va a cambiar. El vikingo le besa la frente a yiyo y le dice que la ama. En ese instante tocan la puerta y entra la matrona de turno.

– Hei, Jeg heter Kari. Hvordan føler du deg? (Hola, me llamo Kari. Como te sientes?)
- Litt trøtt men kjempe glad (Un poco cansada pero muy feliz)
- Men, due er jo ikke norsk, hvor er du fra? (pero tu no eres noruega, de donde eres?)
- Colombia
- Ja. Ah, men så flink du er til å snakke norsk! (Ah, pero ¡que bien que hablas noruego!)
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
NOTA: usualmente no escribo en español en este computador (Macbook) y el teclado esta en ingles, asi que por ahora no tengo la menor idea de como ponerle tildes a las vocales. Hoy encontre como escribir la ñ y eso fue casi un milagro. Les pido paciencia con la ortografia mientras decifro el teclado y tambien despues de que lo decifre pues hace años que no escribo en español (me mude a USA a los 12 años)

13 comentarios:

Claudia Canifru dijo...

A pesar de ser un poco más largo que los demás, es muy entretenido tu relato. Y muy linda tu historia de amor.

No te preocupes por los detalles del teclado; entendí todo.

Katty dijo...

Me gustó, me imaginé casi todo lo que contaste y tu historia de amor es bonita, como para película ^^. Me gusta cuando un relato es fluido y entretenido y a la vez te entrega detalles sobre los escenarios y emociones de los personajes.

El problema del teclado no es tal, se entiende todo perfecto.

Afumhue dijo...

Si, es verdad, lo pude entender muy bien :).

Voy a hacerte una pequeña observación y espero que lo tomes como una crítica constructiva porque esa es mi intención ahora (y la intención de este taller es hacer que los que escriben traten de mejorar sus escritos o hacerlos "técnicamente" más prolijos) Es algo totalmente técnico y no tiene que ver con tu escritura, pero quisiera recalcarte la palabra que has usado varias veces en este texto "Vikingo". No muchos lo sienten asi, pero a veces puede sonar peyorativo, así que tengan cuidado. A mis oídos/ojos suena bastante feo que se refieran a alguien como a "El vikingo". creo que sería más agradable a los ojos encontrarse con una palabra más positiva (más aun cuando la persona que es representada con esta palabra tiene una connotación positiva) por ejemplo "el noruego" "el escandinavo" hasta "el rubio" pero cuando me hablan de un vikingo se me viene a la mente una imagen de un hombre tosco y robusto con un hacha en la mano dispuesto a destrozarme el cráneo. ¡Que el vikingo bese a Yiyo me da escalofríos!. En las técnicas narrativas tienen que poner mucho ojo a las imágenes que quieren representar, piensen que no toda la gente tiene el mismo concepto de las mismas cosas y las mismas palabras y para representar personas, objetos y lugares deben ser específicos con lo que dicen y las palabras que usan son las que le van a dar la connotación que tienen. Estamos leyendo y no viendo a la persona/objeto/lugar. También ojo con el uso de los sinónimos, creo que los estuve hechando de menos ya que vi varias palabras que se repitieron.

Fuera de eso es texto esta bien, creo que tienes potencial y que puedes mejorar muchísimo :)

Kate dijo...

Como estudiante de idiomas, me encanta eso de combinar dos lenguas en un escrito. Siempre da la sensación de ver directamente a una cultura y comprenderla aún si no hablamos el mismo idioma.

Me gustó mucho el relato. Saludos

Claudia Canifru dijo...

Estoy en desacuerdo con Afumhue sobre lo peyorativo del término "vikingo". Para mí queda claro que el personaje principal lo usa para referirse a lo que todos entendemos: un tipo que vive en el norte de Europa, es blanco y muy rubio. De hecho en el colegio tuve una compañera que venía de Islandia y todos decíamos que era igual a una vikinga, y de esta manera todos entendían a que nos referíamos.

De hecho creo que el problema con la palabra vikingo lo tiene Afumhue, y es algo totalmente válido. En Chile, por ejemplo, decir "el peruano" suena bastante feo, aunque me refiera a alguien nacido en el Perú (que tiene la mejor cocina a mi gusto). Por eso es importante entender el contexto, y acá, la protagonista está enamorada del vikingo. Queda clarísmo.

friaciudadenllamas dijo...

es quizá el relato más largo de todos los presentados, pero es ágil, fluido y se lee con facilidad, a pesar de los varios errores ortográficos ya explicados y justificados por la autora (eso de "ano" en vez de "año", realmente desconcentra un poco, jaja).
lo único que me parece más cuestionable es el excesivo dulzor de la historia. es bueno explorar otros registros del alma humana y matizar el color rosa.
lo más interesante del relato es su humor y su circularidad, que la narración inicie y cierre con la misma frase. es una excelente técnica narrativa.
por último, en lo personal, no me desagradó el término "vikingo" y, en el contexto de una historia donde el vikingo es el ser amado, no lo sentí peyorativo. no obstante, desconozco qué tanta carga negativa pueda tener esa palabra en el habla de noruegos y latinos residentes en Noruega.

Afumhue dijo...

Claudia: Sólo vengo a hacer un aporte y este es MI opinión. Creo que no me entiendes. Un peruano es un peruano, pero un noruego no es un vikingo... que quede eso claro... lo que ustedes tienen como concepto de vikingo es "errado" ya que un vikingo no es una persona rubia o blanca y alta y bella (de hecho los vikingos eran feisimos y violaban y mataban por doquier xD)... En eso quería ser clara. Si te vas a referir a una persona rubia y blanca llamale escandinavo... o puntualmente "rubio y blanco". Lo de tu compañera, me parece salvaje. no saben lo que se tuvo que tragar la pobre, con que la llamaran "la vikinga" seguramente se dio cuenta que no era con animos de ofender, pero tengo una compañera en mi curso que estuvo en Guatemala y se horrizaba con que la llamaran vikinga... es bastante mal visto...

Claudia Canifru dijo...

Afumhue: obvio que es TU opinión, nadie duda de eso. Y si sé cómo eran los vikingos, soy agilá pero no tanto. De hecho, si tú no vivieras por esos lares, no sabrías lo ofensivo que es para ellos. Te lo digo porque estuve sapeando tu blog y caché que eres chilena. En fin, sin ánimo de polémicas ni nada pajero por el estilo (estoy hablando en chileno, disculpas a los que no entienden algún término), creo que le estai poniendo cuarquier color.

La literatura se trata mucho de eso: la subjetividad del escritor. Lo que para una cultura es ofensivo, para otra no.

A todo esto, me gustaría leer mucho un texto tuyo, un cuento o algo así. Pa' cachar tu mano, digo yo.

Afumhue dijo...

Bueno, la cosa es que se suponía que la idea principal del taller literario era dar aportes y ayudar a las participantes a mejorar sus escritos, nada más. Y mi idea en principio jamás fue la de levantar polémicas, si así te pareció :). No nada que ver, no le estaba poniendo color. Además, es cosa de cada quien, principalmente de la autora del texto de ver si toma en cuenta la acotación o no. La cosa de utilizar o no una palabra puede ser bien subjetivo, es verdad, pero a mí parecer las imágenes que nos traen las palabras es algo concreto y objetivo y, utilizadas en este contexto, me parecía poco adecuado. Fue eso lo que dije. Es que encuentro menos estético escribir "vikingo" que escribir "noruego", por la connotación que la palabra trae, me parece una metáfora un poco desafortunada, un poco demasiado simple y reitero lo del contexto, que es además un texto bastante romántico. Recuerdo que Borges escribió "daneses" en vez de vikingos, por poner un ejemplo, porque la palabra "daneses" es más estética. A eso voy, deben buscar la estética en el texto, y para eso deben encontrar la palabra justa y apropiada. no estoy criticando a la autora que quede claro... no estoy siendo mala onda, al menos no es la intención, solo estoy dando mi punto de vista sobre lo que he estudiado y me gustaría ayudar. Ya pero dejemos eso hasta ahí, seguramente quedó claro lo que estaba tratando de decir y tampoco quiero ser majadera.

Cuando los cuentos fueron publicados, quedamos, los coordinadores del blog, de acuerdo con que Tito y yo no íbamos a escribir nada. Somos más bien como los profes de este asunto (tampoco profes, pero se entiende la idea) Personalmente me parece poco relevante si yo escribo o no. Si te refieres a qué tipo de mano tengo para escribir, si es mala o buena, no sé en qué podría eso hacer mi opinión más, o menos relevante. Me parece más válido preguntar cuánto he leído o cuánto he estudiado, porque en caso de haber nacido sin talento para escribir (algo con que definitivamente se nace y es algo que no se hace) al menos siento que tengo conocimientos apropiados para aportar técnicamente. (quedó oliendo a polémica lo que escribí, jajaja, pero reitero por enésima vez, esa no es la intención ;P) Saludos!

Ainhoa Noruega dijo...

Bueno, yo voy a dar mi humilde opinión también... ya que yo he incluido también en mi relato la palabra "vikingo" refiriéndome a mi pareja. Laverdad es que yo nunca había pensado en vikingo como una palabra despectiva, sino como un claro símbolo(ahora no me sale la palabra que estoy buscando... esto de andar en tres idiomas hace que me líe constantemente...) nórdico, nada más. Yo la uso con él y mi familia, le he preguntado y a él dice que nunca le habría parecido algo peyorativo.
Yo no lo he visto así en tu relato, pero de todas formas tendré en cuenta que no siempre los demás entienden las cosas como nosotros las entendemos.

Por cierto Yiyo, yo escucho mínimo 2 veces al día la siguiente conversación con los pacientes: "Kor lang tid har du vart i Norge?" "Nesten ett og halv år" "Ååh, og så flink du e med norsk??" jejeje

me siento identificada con esa parte de tu relato...

Claudia Canifru dijo...

¡Haberlo dicho antes poh! No tenía idea que tú (Afumhue) y don Tito serían los "profes".

Ahora, y de pura hinchadora que soy, me importa cómo la gente escribe porque es una forma de conocerlos, pero leeré tu blog en detalle para "sacarte el molde".

Y lo último,respecto a los estudios que una pueda tener - o conocimientos técnicos- respecto de la literatura, soy del tipo que Bolaño decía cuando le preguntaron qué les recomendaba estudiar a la gente que quería ser escritor, y él respondió que ingeniería de caminos, cualquier cosa. Cacha que yo quiero ser escritora desde los 8 años y soy secretaria y traductora, na' que ver!!!!!

Un abrazo a la distancia, siempre es bueno conversar las cosas.

Y disculpas a Yiyo por ocupar su post para esto.

M dijo...

Yiyo: como Tito, encuentro genial que hayas terminado y empezado con lo mismo, y mientras nos contaste toda una historia entre medio.

Sé que hace mucho que no practicas escribir en español, encuentro super notable tu esfuerzo y ganas, además de que la historia es entretenida y amena. Hay detalles ortográficos que se irán corrigiendo a medida que practiques más volver a escribir en español.

Respecto a la discusión del término vikingo, creo que depende de como la autora quiera utilizarlo, sin embargo obvio que podemos dar nuestro punto de vista y decir "lo que me hace sentir a mí" y no por eso otra persona debería criticar que estás mal en que te haga sentir eso. Siento que los comentarios se fueron del tema y más tarde subiré un post explicando quienes son los profesores y cómo se espera que sean los comentarios. Quizás fue mi culpa no haber dicho antes que Tito y Afumhue serían los profesores, pero no veo en qué hace la diferencia en lo sean o no lo sean, si están dando una opinión "técnica".

Yo le pedí personalmente a ellos dos que nos ayudaran en la parte técnica porque ellos son los que estudian literatura y no, no pienso que para ser escritor haya que ser literato, pero si creo que nos ayudará que alguien que estudia esto nos explique y nos cuente de estructuras, de formas y de un largo etc acerca de literatura.

Y para finalizar el polémico tema con el vikingo, los invito a mirar esta entrada: http://macarenahenriksdatter.blogspot.com/2010/02/vikingos.html

pero mientras a Yiyo y a su "vikingo" el término no les suene mal, puede usarlo a destajo. Al final, un escritor debe escribir para satisfacer sus propias expectativas y no escribir lo que los demás están esperando o crean que deba escribir.

Liv dijo...

Hola!
Pues sí, está polémico el tema.. jaja. Mi granito de arena: me dí a la tarea de preguntarles a los noruegos que me rodean (empezando con mi marido) si les molesta que se refiera uno a ellos. Me dieron una respuesta muy interesante la mayoría:

No, no les molesta que les digan vikingos, de hecho aquí les gusta, no porque sean asesinos, ni demás, pero dicen que se sobre-entiende que son decendientes y que la épocas bárbaras ya pasaron.

Pero lo interesante es lo que sigue: dicen que los únicos que se ofenden son los metrosexuales de Oslo, porque los "hombres que usan pantalones de diseñador y barniz de uñas, obviamente no pueden identificarse con los vikingos, que es en realidad una imagen puramente masculina.

Jojo, se me hace que saldré de silencio en mi blog para escribir un poquito más de esto.

Saludos!